A aproximadamente 40 minutos del centro de la capital Oaxaqueña se encuentra San Martín Tilcajete, cuna de grandes artesano como Jacobo y María Angeles, cabezas de una talentosa familia y de un reconocido taller de Alebrijes,

Entrada al Taller de Jacobo y María Angeles

El lugar alberga tanto el taller como una galería en donde podemos apreciar el resultado final, los alebrijes, de un largo proceso que algunos casos lleva hasta años, cuenta con estacionamiento que esta localizado frente a la entrada.

 

 

Desde el momento de estacionarte siempre hay alguien dispuesto a ayudarte, te ofrecen el recorrido en donde te explican el proceso que lleva cada pieza, desde el tipo de madera, que utilizan, ocote macho o hembra, así como el tipo de pinturas y como se elaboran utilizando diversos productos naturales como la miel, cal, limón etc.

Después pasamos al “aréa de curado” en donde te explican el proceso que debe de llevar cada pieza para curarse correctamente, el cual puede durar meses y después ser resanada para así poder pasar al lugar en donde los colores toman vida, todos estos procesos puede tomar hasta años, lo que hace que cada pieza sea única y tenga su propio carácter.

 

Si van en compañía de niños pueden adquirir un kit que consiste en una pieza de madera, pinturas y las herramientas necesarias para que los pequeños puedan pintar sus propias piezas, todo ello en un pequeño morral, no olvides pedir que te “embolsen” la obra de arte de tus pequeños.

También puedes admirar las piezas ya acabadas en su bella galería, ahí podremos encontrar diversas formas fantásticas, así como figuras de animales que se parecen tomar vida con los trazos y colores que solo ellos saben imprimir.

 

 

Pin It on Pinterest